Mientras más estúpidos los hombres son Menos los caballos los entienden (39)

PREMONICIÓN

Hoy a la mañana recuerdo haber soñado que iba con mi mamá y mi tío a un hospital público totalmente destrozado, hecho escombros. Ellos no se veían como son ahora, sino que eran muy jóvenes, como en esas películas familiares de súper 8mm que veo de vez en cuando, en aquel momento en que yo era apenas un nene. En el sueño, no había diferencia de edad entre nosotros: ellos tenían exactamente los mismos años que tengo ahora, treinta y cinco.

Pese a ser jóvenes, se encontraban mal de salud. Pésimo. El hospital era increíblemente burocrático. Había una enorme fila de personas, con graves dolencias, a las que dejaban esperando durante días enteros antes de atenderlas. Era un panorama desolador.

En un momento, mi tío entró a uno de los consultorios por recomendación mía. Allí recibió un trato preferencial: ambos fueron muy bien y prontamente atendidos, sólo por consideración hacia mí. Pese a las deprimentes condiciones circundantes, médicos, enfermeras y personal administrativo no dejaban nunca de sonreírme, cada vez que me veían. Era una actitud siniestra. Empecé a sentir miedo. Mis sentimientos paranoicos se incrementaban a cada minuto en ese lugar. Me preguntaba por qué harían eso. Y si esa actitud no escondía, en el fondo, la premonición de que algo terrible iba a sucedernos.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s