Mientras más estúpidos los hombres son Menos los caballos los entienden (49)

VOZ

Justo un minuto antes de dormirme, siento una voz que me habla. Es una voz interna, pero no es la mía. No la reconozco como propia. No sé realmente de quién es. A quién pertenece. Ni de dónde viene. Sé que me toma, justo en ese momento, cuando la vigilia va cediendo al sueño.

Es una voz de otro dentro de mí, que me susurra algo apenas audible. Habla bien bajito. Casi como si no quisiera perturbarme. Habla tan bajo que no le entiendo lo que dice. Y justo después, me quedo dormido. Todas las noches me pasa lo mismo. Me pongo cada vez más al acecho. Quiero entender de una vez por todas qué es lo que tiene esa voz para decirme. Quizás sea algo clave. Quizás lo que ella me diga, cambie para siempre mi vida. Quizás esa voz sea única, y haya sido diseñada especialmente para mí. No lo sé. Quiero averiguarlo. Por eso todas las noches, desde hace décadas, estoy atento. Espero que ella se presente. Intento atraparla. Todavía no lo he logrado. Pero me siento cada vez un poco más cerca. Tengo que saber, antes de morirme, qué es lo que tiene esa voz para decirme.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s