Diario de los casi 40 años (19)

serpiente

“Durante el mes de octubre de 1999, ha participado como actor del espectáculo Bonsái: miniaturas teatrales, estrenado en la sala Babilonia, en el marco del seminario de teatro “El actor como productor de sentido”, coordinado por Rafael Spregelburd”.

Así empieza mi currículum artístico que se encuentra todavía en la página web de la agencia de prensa Simkin & Franco (para más información, o por si el lector descree de casi todas las barbaridades de quien escribe este diario, y lo bien que hace, véase: http://www.simkin-franco.com.ar/web/c_clientes_index.asp?Id=214). Tratando de pensar (y de encontrar que en definitiva viene a ser lo mismo) en material para este diario, me vino a la mente este recuerdo. Una de las primeras veces en las que actué para un público que no fueran mis compañeros de taller, (aunque no exactamente la primera, eso había ocurrido unos años antes, en 1997, en la Sala Ana Itelman, haciendo “Juego de damas crueles”, una obra de Alejandro Tantanian, en el marco del taller de actuación que daba Gabo Correa, ocasión en la cual mi desempeño estuvo claramente opacado o quizás realzado, por la gran ingesta de whisky previa a la función de la que participó todo el elenco, y por supuesto no hay que olvidar mi desempeño como actor, dramaturgo y director en el Festival de Estudiantes de Teatro que se llevó a cabo en mayo de 1998, en el Teatro De la Fábula, en donde encarnaba el rol de un entrenador homofóbico perdidamente enamorado de su pupilo pugilista).

“La serpiente estaba ahí, viva, viva en mí”… es lo único que recuerdo de aquel largo parlamento que tenía en el espectáculo de Rafael Spregelburd. Un texto que rememoro muy filosófico y angustiante, doliente, hermético y profundamente sentido, una muestra típica de los textos que escribía por aquella época, en donde soñaba con reinventarme y cambiarlo todo, poniéndome de una buena vez por todas, patas para arriba.

Recuerdo también que estaba vestido completamente de blanco, con gorrita incluida, y que cortaba mi discurso filosófico para gritar como desaforado, como si fuera la última vez: ¡PANCHOOOOO! ¡PANCHOOOOO! ¡PANCHOOOOO! Alargaba la letra “O” cada vez más, y gritaba también cada nueva vez con todas mis entrañas, como si estuviera ardiendo por dentro, quemándome vivo con cada palabra que pronunciaba. En suma, encarnaba a un vendedor de panchos completamente nietzscheano y psicótico, que nunca podría venderle un pancho a nadie en su sano juicio. Pero es cierto que tenía unos clientes, Ileana, Matías y Valeria, quienes apenas si podían contener la risa y el asombro cuando se acercaban adonde estaba.

Babilonia ya no existe más como teatro (ahora está el Uniclub en el mismo espacio del Abasto, en donde voy a ver a “Acorazado Potemkin”), ya casi no actúo (porque lo que hago ya no puede llamarse actuación, ni siquiera sé qué diablos es lo que hago cada vez que estoy en algo parecido a un escenario, quizás porque mi vida entera ha pasado ya definitivamente a ser un escenario, además de que me asquea el mundo del teatro), y de todo aquello ya no queda casi nada, pero nunca a voy a olvidarme de todas esas primeras veces: esa sala llena, esa adrenalina, esos nervios, esa emoción, etc., etc., etc., prefiero parar acá para no agregar más cursilerías propias de actor, como la risa del público con cada grito existencialista mío y demás. Prefiero solamente quedarme, (para cerrar al menos por hoy con esta locura), con mi propia imagen, haciendo un bailecito ridículo para terminar aquella escena, y con el temblequeo de mis manos y de mi voz, cuando por alguna extraña decisión me vi metido en este ambiguo rollo del teatro, de la actuación, de Babilonia, de los panchos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s