Microrrelatos de la semana del 23 de enero

Número 167. Mientras el Presidente desde Davos reestablece relaciones con USA, Gran Bretaña e Israel, (todo un signo, todo un gesto más que simbólico de los tiempos que vendrán, me dice Boris mientras se come un grano de arroz), finalmente tengo en mis manos DEL OTRO LADO DEL GUARDARROPAS, el libro de Vanesa Diambra, el número 6 de la Colección Teatral Altas Llantas. Un libro muy querido, muy deseado, muy trabajado y anhelado. Un gran gesto, simbólico y material, palpable e impalpable a la vez. Haber llegado a publicar este libro es un inmenso logro, que da por tierra con los cuarenta grados a la sombra y con las enormes cajas que hay que trasladar desde la imprenta. Porque detrás de cada letra de molde, de cada libro publicado, acecha y se esconde siempre la posibilidad de que sea el primero y el último. Cada libro es único. Y la posibilidad de dejar de escribir (o de escribir pavadas, que no deja de ser parecido), es un fantasma constante, un horizonte permanente de llegada, en la cabeza de este escritor/editor. Por eso cada libro es siempre una celebración de este acontecimiento tan extraño que es vivir.

Número 166. Soy Dave, el astronauta de “2001, Odisea del espacio”. Estoy a punto de viajar al espacio exterior, ya sin protección alguna. Sin mi traje espacial. Encerrado en mi nave desde quién sabe hace cuánto tiempo, sé que voy a convertirme en otra forma de vida. Ya sin cuerpo. Completamente desmaterializado. Mis hijos humanos vienen a visitarme: un nene y una nena muy pequeños. Nos saludamos con naturalidad y confianza. Pero yo ya estoy lejos. Todo en mí transmite calma. Paz. Conversamos tranquilamente. Les digo que no voy a regresar. Y que tengan un buen vivir. El mejor que puedan darse a sí mismos. Me despido. Y voy rumbo hacia mi nueva vida extraterrestre.

Número 165. Estoy en el patio de la antigua casa de Boedo. Sostengo en mis brazos a Ducsi, mi perro pequinés negro. El mismo que me hacía fiesta cada vez que regresaba a casa. El mismo con el que yo me enojaba, por el tremendo escándalo que armaba. Casi ni recuerdo sus rasgos ya. Hace tiempo que está muerto, enterrado desde el 2002, en la tierra que sirve de abono para las plantas. Lo arrullo y le encanta. Siempre fue muy mimoso, no hay dudas de que es efectivamente él. Las luces de la casa están muy bajas. Es de noche. De madrugada. En el baño, el inodoro hace rato que ha desaparecido. Estoy inmensamente cansado. No veo de hecho la hora de irme a dormir.

Número 164. En la madrugada, todas las luces se apagan menos la mía. Siento que al amanecer le falta algo, aunque no sé muy bien qué. Si recorriera la ciudad a la madrugada y me detuviera a comer una pizza en la Avenida San Juan, en “La Primera del Norte”, vería seguramente las cosas de otra manera. Con otro color. Con otra temperatura. Si me encontrara con cajones descartados por el supermercado chino, si me topara con discos de vinilo de Julio Iglesias, Camilo Sesto, Raphael y El Chavo, otra sería mi condición y mi estado de ánimo. Si realizara una feria en pleno Parque Patricios de la colección que dirijo, (ALTAS LLANTAS), e hiciera dos performances en apenas unas horas, en las que un relator y un inmigrante por fin se encuentran, seguramente me consideraría a mí mismo un delincuente ético. Si usara mi bienamado traje blanco de laboratorio farmacéutico, que en tantas aventuras me ha acompañado ya (al punto de que está manchado de mi propia sangre), y si además estuviera iluminado en esta performance por maravillosas proyectoristas precarias, entonces mi vida sería radical, definitivamente otra. Y yo entonces me sentiría sumamente agradecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s