El pasado que no pasa

computer_key_shift

Hace un tiempo empecé a borrar mi pasado. Desde hace unos años mi casilla de correo electrónico de Gmail llegó casi al límite máximo permitido: actualmente tengo 14,76 GB ocupados de 15 GB, lo cual implica que el sistema está funcionando al 98% de su capacidad. Casi casi como yo mismo, en todos estos años.

Funciono al límite de mi capacidad. Una analogía con mi vida multitask. En ese sentido siento que he sido repugnante y profundamente capitalista en esta última década: he rendido al máximo, he buscado la performance más optimizada, convirtiéndome en una especie de “máquina humana”, tal como me definió un amigo el otro día, mientras almorzábamos en nuestro restaurante peruano favorito, a la vera de las vías del San Martín. Siento entonces que tengo que parar. Que necesito parar. Que es necesario rever lo hecho hasta aquí. Pero me desvié de mi tema original, de lo que me motivó a escribir estas líneas: el borramiento de mi pasado. Mi obsesión por recuperar el espacio perdido en mi casilla de Gmail (el lamentable y verdadero centro neurálgico de mi vida laboral, artística, afectiva y personal), me llevó a borrar los correos de la pestaña “Social”, y siguió luego por las restantes: “Promociones”, “Notificaciones” y “Foros”. Pero también fueron y son sistemáticamente eliminados los correos de “Borradores”, “Spam”, “Papelera de reciclaje”, etc.

Cuando todo ese accionar resultó insuficiente (porque los correos siguieron acumulándose, la basura electrónica y el devenir de la vida continúan haciendo sus sucias jugarretas, por eso mientras escribo estas lineas tengo 14.813 mensajes recibidos no leídos), me vi obligado a borrar también mis correos antiguos de la pestaña “Recibidos”, la más preciada, la que nunca jamás quería tocar. Pero no me quedó otra alternativa. Ya había agotado todas las instancias. Y entonces procedí en consecuencia. Así lo hice. Así lo estoy haciendo ahora mismo. Primero fue el año 2005 el que se fue entero, día a día, mes a mes. Luego el 2006, el 2007 y el 2008. A lo bruto. A lo loco. Sin solución de continuidad. Empecé a seleccionar con la tecla “Shift” de a cincuenta mensajes por vez y ahora ya no me para nadie. Siento un inmenso placer al borrar mi pasado enteramente, año a año. Una depuración, un ascetismo, una despojada felicidad inmensa es la que me aborda en esos momentos. Cada vez que decido borrar un año de mi vida de un plumazo. Con solo unos pocos clics.

Me encuentro ahora en el 6 de enero de 2009. Ese es el último correo de los 33.307 que figuran en mi pestaña “Recibidos”. Algo persiste, sin embargo. Algo perdura. Apenas un mínimo resquicio. Dos correos son los que conservo todavía, de fechas más antiguas que las del referido 2009. Uno que tiene como adjunto un texto teórico que por ahora, por algún motivo preciado e inexplicable, me resisto a bajar, lo que me permitiría borrarlo. Y otro, de una amiga profesora, dramaturga y crítica teatral, que me felicita calurosamente por “Hecho para la ocasión”, una obra que dirigí en 2007. Su mensaje termina con esta frase: “LA verdad es un privilegio conocerte”.

Sé que este último correo lo guardo especialmente por esa frase. Porque si en algún momento dejo de creer en mí, si dudo, tengo miedo, o todo eso a la vez, regreso entonces a ese correo, releo esa frase y sé que todo en el fondo siempre va a estar bien. Va a seguir teniendo sentido, cada vez que me mire al espejo, me dé fuerzas y salga a la calle. A la vida. Al cruce de las experiencias. A vivir mi vida tomando riesgos, buscando intensas experiencias inéditas, al amparo de la intemperie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s