Refugio

pileta

En estos días volví a nadar luego de mucho tiempo. De tantos años. La experiencia de la pileta, del agua, es siempre inolvidable. Es un no lugar, un otro mundo, con coordenadas y referencias específicas, alejadas del impulso, el ritmo y la vida de la ciudad. La pileta, el agua, son refugios. Y si bien cuando volví, la semana pasada, estaba conmovido y emocionalmente cargado al entrar, de a poco todo fue calmándose. Cada cosa en su lugar. Todo fue encontrando un orden. Es el momento de estructurar mi vida, pienso, o de desestructurarla por completo. Es el momento de focalizar, de no enredarse en pensamientos siniestros, de encontrar paz. Es el momento de la materialidad. A eso voy a la pileta. A eso vengo. Porque esa condición me la da precisamente el agua. El solo hecho de pensar en la próxima brazada. Tener la mente fija exclusivamente en el siguiente largo.

Me faltaba el aire al principio. Pensaba que no iba a llegar al otro lado. Que era una misión imposible. Hay que tener paciencia y perseverancia. La primera, escasea. De la última, sé algo. De a poco todo fue mejorando. Todo fue lentamente calmándose. El cloro. Las antiparras. La gorra para el pelo. La llave del locker. El ritual del vestuario. Los hombres desnudos. El baño al salir de la pileta, una hora y media o dos más tarde. El retorno al mundo cotidiano (conocido y a la vez íntimamente extraño), ahora revelado soprendentemente de otro modo. En silencio. En paz. Las endorfinas, la heroína natural, por fin liberadas. Afuera el ritmo de la ciudad es claramente otro: los autos pasan por Juan B. Justo dando bocinazos. Entonces llego a mi casa, con el cuerpo transformado, renovado, con un deja vu de sensaciones inesperadas (o no tantas). Cuando enciendo la máquina, retomo mi nueva afición por la música de los cuencos tibetanos. Escucho también mantras para alinear chakras. Y así todo sigue su curso, igual, pero radicalmente renovado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s