Buenos Aires en 100 palabras (15)

En todas las universidades de esta ciudad y sus alrededores en las que trabajó, suele decir lo mismo: la comunicación no existe. Hoy comprende que lo que en verdad siempre quiso decir es que la comunicación está atravesada por relaciones de poder. No importan abstractos conceptos como igualdad, horizontalidad, atenta y sincera escucha del otro. Lo que cuenta solamente es quién la tiene más grande. Cómo sojuzgar, dominar y humillar al otro, es decir, a uno mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s