Archive for the ‘Bahía Blanca’ Category

170 MICRORRELATOS: PROYECTO COMPLETO

abril 15, 2016

FINAL: Un microrrelato por día. Número 170. En medio de la noche me llama Boris y me confirma, al borde del llanto, que le acaba de llegar un telegrama de despido, firmado de puño y letra por el Presidente de la Nación, por el cual en el día de la fecha cesan sus funciones de perro. Lo mismo ha ocurrido, al parecer, con mi labradora preferida, el gato Henry y la gata Rosa. Le comento por mi parte que a mí también me ha ocurrido lo mismo. El telegrama firmado por el Ministro Lombardi me comunica lacónicamente que el Gobierno Nacional ha decidido cerrar indefectiblemente esta serie de microrrelatos. Boris y yo somos caracterizados como “ñoquis”. Nuestras respectivas oficinas sólo serían poco menos que “albergues de militantes”. Boris me sugiere trabajar “por la vuelta” y a la vez ejercer “la resistencia”. Pero yo corro a encender el televisor porque no quiero perderme la última conferencia de prensa del Ministro Aranguren. Allí lo encuentro enfático y carismático como siempre, y pronunciando sus palabras preferidas: “Patria o muerte, venceremos”. “Hasta la victoria siempre”. Una vez más entiendo por qué este gobierno es tan pero tan auténticamente revolucionario. Y decido que es una verdadera lástima que este pueblo desagradecido no lo entienda.

(more…)

Anuncios

Haikus de la semana del 16 de enero

enero 16, 2016

Preguntas retóricas / El lugar propio como una instancia de viaje permanente / Agua fresca que corre por las mejillas

(more…)

Microrrelatos de la semana del 16 de enero

enero 16, 2016

Número 163. Recibo una llamada de larga distancia desde Bahía Blanca de la gata Rosa (quien, vale decirlo, es completamente blanca), que me arroja dos enormes interrogantes existenciales: 1. Si todo es posible ¿qué elijo o mejor dicho cómo me elijo en ese posible? 2. ¿Cómo hacer del presente un lugar de viaje? Como siempre, me quedo con la boca entreabierta por el asombro, sin saber qué responderle. Ella aprovecha para decirme que ya sabe que yo no tengo respuestas. Que son sólo dos preguntas retóricas. Y dicho esto, corta abruptamente la comunicación. Hasta que nos veamos en la próxima fiesta, pienso, antes de seguir con mis actividades cotidianas o no tanto.

(more…)