Archive for the ‘cuento’ Category

Buenos Aires en 100 palabras (66)

julio 29, 2020

¿Pero qué es entonces esta ciudad? ¿Qué significa para mí? Esta ciudad es mi pasado, mi presente y mi futuro. Es también un perro viudo, que llora incesantemente y come manzanas durante todo el día. Un perro hermoso, totalmente gris, que habita en la zona norte de la provincia, muy cerca de la Panamericana. Un perro que tiene miles de años y de batallas vividas. Y que está inconsolable, como lo estoy yo también, por la pérdida de su maravillosa y rubia amiga.

Buenos Aires en 100 palabras (64)

junio 21, 2020

El lugar es el mismo de siempre: La Plaza Peligrosa, en la que, hace ya más de sesenta años, unos aviones tiraron bombas sobre indefensos transeúntes. El mismo sitio en el que, veinte años después, unas mujeres con pañuelos blancos comenzaron a rondar en círculos. El mismo espacio en el que, hace casi veinte años atrás, las “fuerzas de seguridad” asesinaron a manifestantes mientras se sucedían cinco presidentes. Es la misma plaza en la que, hace poco más de un año, te colgaste un cartel de cartón que contaba tu historia: eras un científico que había quedado en la calle.

Buenos Aires en 100 palabras (62)

abril 5, 2020

Es sábado por la mañana en Boedo. Un día sin ir a la escuela es un día de felicidad plena. En la televisión, “Don Gato y su pandilla” reinan. Tu mamá, como todos los sábados, está trabajando. Justo antes de que empiece el programa del gato atorrante, vividor y fóbico a todo tipo de trabajo, te papá te traerá un té con leche. El oficial de policía Matute quedará, como siempre, ridiculizado. Como suele ocurrir con la Ley en el mejor de los mundos posibles: ése en el que viven Don Gato y su pandilla de adorables e ingenuos mininos.

Buenos Aires en 100 palabras (61)

marzo 21, 2020

“El exilio es una enfermedad que lleva a la cuarentena del afectado”, dice el personaje desde el celuloide. La ciudad es la misma. Tiene un nombre idéntico. Pero la geografía emocional es completamente diferente. Un régimen, un horror, que termina. Un ilusión, frustrada, que comienza. Buenos Aires es una fiesta. Se discute sobre política: pasado, presente y futuro se juegan en un arrebato. Todos sabíamos del horror que íbamos dejando atrás. Nadie sabía aún de las ruinas que nos esperaban. La democracia termina hoy y ahora: en las calles vacías, en el tránsito del personal sanitario autorizado. En la policía…

Buenos Aires en 100 palabras (60)

marzo 2, 2020

Un atardecer decidí bajarme del 109, a la altura de la Facultad de Medicina, y empezar a caminar por Córdoba. Lo decidí en un rapto de impulso, como si un relámpago me hubiera atravesado en un instante de peligro. En ese momento me dije a mí misma: ya es hora, voy a dejar atrás mi vida normal. Voy a caminar las cien cuadras que me llevarán hasta mi casa, en Urquiza. Sin razón alguna más que ir disfrutando del camino, en contra del apuro, de las responsabilidades y obligaciones. Lo hice y lo gocé. Y fui otra… Por unas horas…

Buenos Aires en 100 palabras (59)

febrero 29, 2020

Es un día de sol pleno y contundente, en el arranque del último mes del verano. Recorrés minuciosamente, casi saboreándola con delicia, cada rincón de la Plaza Lavalle, en pleno corazón de los tribunales porteños. Atrás dejaste, apenas por unos días, la ciudad de atardeceres magníficos e infinitos. Recordás muy bien que en este mismo rectángulo verde atravesaste amores, alegrías, decepciones, dolores y recuperaciones. Decidís entonces que es hora de cruzarte allí mismo con todos los otros que alguna vez fuiste. Los observás mientras te recorre una sensación inédita: una mezcla de ternura piadosa y de risa. Y tus huellas…

Buenos Aires en 100 palabras (58)

enero 23, 2020

Al lado del COTO de Juan B. Justo y San Martín hay un podólogo al que decide ir por primera vez. Los pies le hacen andar. Son su único apoyo en la vida. Su sostén. Por eso decide mimarlos y curarlos de sus múltiples padecimientos. Cayos, piel reseca. Pie plano transversal. El podólogo es un hombre canoso. Lo atiende con dedicación y afecto. Le receta plantillas y una crema con la que acariciará sus pies todas las noches. Al salir del consultorio, piensa en ella. En sus pies ásperos y tibios de anciana. En el final de sus días.

Buenos Aires en 100 palabras (57)

enero 21, 2020

El sonido de las tijeras en acción, muy cerca de mis oídos. El pelo humedecido. La tela negra, cubriéndome el cuerpo. Unas manos ajenas sobre mi cabeza. Son sensaciones que habían desaparecido de mi vida. Que me reenvían a mi infancia. Son fantasmas a los que recién ahora puedo enfrentar. Ya no en Boedo, sino en La Paternal. Después de más de una década, decido volver a un peluquero. En pleno corte, le comento que me resulta inverosímil lo rápido que crece mi pelo. Para mí es una bendición, me responde. Todos vivimos de alguna desgracia ajena, agrega sonriendo.

Buenos Aires en 100 palabras (56)

enero 19, 2020

Se inscribe al curso de verano de francés del Centro Universitario de Idiomas. “Enrichir le vocabulaire”. Atraviesa el familiar microcentro los viernes a la noche de un fantasmal enero. Se encuentra allí con una gran profesora de teoría teatral, a la que admira. Una noche templada y ventosa sale caminando del curso con sus amigas. “Así como las ves, todas las personas guardan secretos”, le dice la profesora, mientras cruzan la avenida. La ampliación de los posibles, pensará después, ya en su casa, consiste en correr más de cien kilómetros atravesando la Cordillera de los Andes a los 56 años.

Buenos Aires en 100 palabras (55)

enero 18, 2020

Tu noche transcurre nuevamente en “La Vieja Guarida”. Te encontrás con tu director de cine favorito. La charla se va deslizando de lo macro a lo micro, de hospitales públicos a enfermedades inenarrables. Entre papas bravas y pintas, te llevás una sorpresa gratísima. Una que nada tiene que ver con la coyuntura política nacional e internacional, ni con la alegría política. Justo cuando pensás que todo es una mierda irredimible, descubrís en el otro la creación de nuevas formas de vida. Actos, gestos y acciones que te hacen creer que hoy y ahora, el encuentro y la desobediencia aún existen.